martes, 30 de abril de 2013

"ESCRACHADOS, ESCRACHOS Y BESTIAS"

Huevos escrachados con cebolla, calabaza,zapallito y berenjena
Un  simpático español me dejó  un comentario en el artículo“: Los escrachados de siempre”. Llegó a mi blog buscando significados para “escrachados”.
Realmente, da para muchas interpretaciones según situación y contexto. En la comida que se llama “huevos escrachados” con  panceta o tocino o jamón y verduras variadas, y huevos -obviamente-,  la denominación se refiere a que los huevos se golpean en la plancha no demasiado  lubricada, tienen que cuajarse  sin revolver,  y se sacan según el gusto de cada uno  (Francis Mallmann los deja “babé”, yo no) Se les “escracha” ¡plaf!  No se revuelven y en mi caso, los cuezo bien.
Estos “escrachados” de la foto, fueron hechos con lo que había en la heladera- la manera más deliciosa de proceder- y tienen calabaza, berenjena, cebolla,  zapallito y un par de huevos. ¡Sanísimo!  (La verdad es que no tenía ningún pedazo de tocino ni de panceta.)
Saliendo del ámbito de lo culinario,  hablamos de   “escrache” cuando procuramos poner en evidencia a una persona. Se “escracha” a un delincuente, cuando se publica  su fotografía con nombre y apellido en el diario, o aparece en TV con todos sus datos, aunque sea primerizo, y, una mujer sin gracia, más bien fea, recibe –también- el nombre de “escracho”. (Si  se dice “la novia de Fulanito es un “escracho”  obviamente no se está ponderando la belleza de la joven en cuestión sino  que se critica el mal gusto de Fulanito que la lleva del brazo y la contempla embobado como si fuera Miss Universo.)
"Bestia" George Clooney en absoluta plenitud 
El lenguaje no es unívoco, sino equívoco.  Hace años,  para ponderar a un hombre  de “buen ver”, tipo George Clooney, por ejemplo,-que aún está en carteleras- o-de mi época- Robert Redford- o más actual, el actor Aaron Taylor Johnson-  que encarnó en la peli “Ana Karenina” al conde  Alexéi Vronksy-  en lugar de calificarlo como “buen mozo”, o “agraciado” o “hermoso”, entre las mujeres era  muy común decir: “es una bestia”. (Vaya una a saber qué secretas  perfidias  generaban –y generan- esos espléndidos especímenes masculinos).
"Bestia" Robert Redford "al natural" en su juventud

A su vez, ellos, para ponderar bellezas femeninas  despliegan  una muy buena cantidad  de expresiones similares, curiosamente asociadas con animales. Las más  habituales del repertorio suelen ser: “yegua”, “potra”, “loba” “leona”- dentro del ámbito de las expresiones lícitas, no groseras, pero sí gráficas-.
"Bestezuela" Aaron Johnson -es jovencito, aún puede desarrollar  garras y colmillos-

Al fin y al cabo, ¿no son “bestias” también?


2 comentarios:

  1. Que opinión te merece el adjetivo argentino CHURRO, para adjetivar la belleza masculina ?? jajja. creo que está un poco pasado de moda. También puede decirse, está re fuerte , o está re bueno ( expresiones más actuales ). Laura Arena.

    ResponderEliminar
  2. CHURRO/A: También se usó por este orilla del Plata y está registrado en el último Diccionario del Español del Uruguay(2011) con el significado de "persona apuesta" y agrega algunos sinónimos como : "minón" ( para "churra, claro) potro/a/ y el "bestia"-que puede aplicarse a ambos sexos. Yo ya lo considero un "arcaísmo"-es decir una palabra en franco desuso- porque los gurises actuales ya no la entienden. Lo mismo diría de "dragón" y derivados. Ya no se dice que "la nena tiene un dragón"- aunque esté registrado en el diccionario. Es un término que provino del lenguaje militar: el "dragón" era el soldado que "hacía la guardia" en la manzana y que por esa razón la recorría varias veces. (El que cortejaba a una chica hacía lo mismo: pasaba varias veces por la cuadra para ver si tenía la suerte de verla....)

    ResponderEliminar