lunes, 9 de febrero de 2015

Aproximación a "Las Llamadas"

Este año fui personalmente el viernes 6 . Ya narraré mis experiencias. Por ahora, reproduzco con alguna modificación, la introducción que había publicado en un blog colectivo que, como todo lo colectivo, tuvo sus altibajos, en uno de los "bajos" me sacaron de la Troya. Intervine en un segundo, pero como también era colectivo e integrado por las mismas personas que me habían sacado del primero, también "se trancó".  El tercero fue este-personal-  que ahora tengo para escribir mis divagues: "cosas de viejucín".




Cuerda de tambores-tomada de costado- única posición que podía tener- 



El 5 y 6 de febrero de 2015  se celebraron las clásicas “llamadas” del carnaval uruguayo. Algunas celebraciones e inclusive comidas, las compartimos/disputamos con nuestra hermana mayor la Argentina, que, como toda hermana mayor quiere tener siempre privilegios especiales: el dulce de leche, se afirma, por ejemplo, que es un producto que comenzó siendo producido allá. Aunque nuestros suizos y vascos también lo produjeron y lo producen exquisitamente acá, en la Banda Oriental. No es mi intención discutir quién fue primero en esto o en lo otro. Sin embargo, me atrevo a afirmar que estas “llamadas” sí son uruguayas.
Algunos me podrán decir que también hubo negros esclavos en Buenos Aires, y lógicamente así fue. Pero, Montevideo fue un puerto negrero donde se traían los esclavos a realizar su cuarentena para ser transportados y distribuidos a otras partes de América. La existencia tiene sus paradojas. Este triste destino esclavo nos depara actualmente una de nuestras glorias nacionales: el espectáculo absolutamente renovado y profesional que exhiben las comparsas de negros y lubolos.


Como la mayoría sabe, el término “llamadas” es precisamente eso. Los tambores, chico, repique y piano según sus toques van “llamando” con su ritmo mientras pasan por la calle. Juntos en el desfile forman la “cuerda” de tambores. Basta oírlos para que-si no podemos bailar-, aunque sea con las palmas los acompañemos entusiastamente. Los tambores de humilde origen,- en sus comienzos hechos con barricas de yerba-, tocaban como amparo contra la salvajada de la esclavitud. A todo lugar donde el negro fue trasladado, recreó sus ritmos ancestrales para sobrevivir con sus tradiciones aunque fueran modificadas. Parte de esa tradición sobrevive acá, por ejemplo, en los personajes típicos de la Mama Vieja, el Gramillero, y el Escobero. Las Vedettes casi desnudas son modernas.

La Mama Vieja

Las negras esclavas desempeñaban múltiples tareas: lavanderas, pasteleras, costureras, limpiadoras, etc. Las amas blancas no siempre podían amamantar a sus niños, por eso, las prolíficas negras eran muy apreciadas como “amas de leche”. Una forma de recompensarlas era regalándoles vestidos de sus patronas. Por eso, la vestimenta de la Mama Vieja muestra amplias faldas, sombrilla y abanico. En Brasil, en cambio, les daban piezas de plata que llevaban colgadas de su cintura, juntándolas, podían pagar su liberación o la de alguno de sus hijos. El personaje de la Mama Vieja que representa a la reina de la nación, como es mayor, baila a su ritmo, con su amplia y colorida vestimenta, seguida del gramillero o yuyero.


Mamas viejas, gramillero y escobero. Lamentablemente pasaban corriendo. Imposible sacar mejores fotos 

Bailarina estilizada con acompañante 

El Gramillero o yuyero

Representa al curandero o sanador. Lleva una valijita con sus “medicamentos” consistentes en gramillas o yuyos que él sabe administrar para la curación de sus pacientes. También viste de galera y traje y luce como un negro anciano de barba blanca. Baila, temblando, alrededor de la Mama Vieja . El “temblequeo” –además de producirse por la edad avanzada- puede representar también la “entrada en trance” para realizar la curación.

El Escobero

Es el símbolo de la “limpieza” ya que con su escoba va barriendo los males y sacando las “malas ondas” para que todo el mundo se desempeñe eficazmente. Viste calzas y un delantal preferentemente de cuero decorado con trozos de espejos. Baila y realiza “pases mágicos” con su escoba. Su origen es el bastonero, el personaje que iba al frente de la comparsa y marcaba el ritmo.


La vedette

La bailarina que baila semidesnuda es una incorporación moderna. Nos queda el recuerdo memorable de Marta Gularte y de Rosa Luna. Estupendas siempre al paso de sus comparsas, contoneándose con singular sensualidad. Las actuales son magníficas pero Marta y Rosa hicieron historia.

"Vedettes" en una clásica "parada". Por suerte, alguna me tocó. 
Cada "comparsa"- cuerda de tambores- lleva sus colores típicos.


La comparsa

A estos personajes cada año, se les suma, de manera cada vez más y más profesional, escenografía, vestuario, maquillaje, estupendos danzantes, portaestandartes,portabanderas, y, por supuesto, la cuerda de tambores compuesta por muchos componentes, que tocan de manera armoniosa-cada comparsa con su ritmo propio-, haciendo “cortes” magníficos y desplegando un increíble profesionalismo.






Ya les contaré de mi experiencia de  este año. ¡Hasta pronto! 
Me fue imposible sacar una única foto sin la morena de rastas que tenía adelante.Estaba en primera fila. No hubiera necesitado pararse, pero lo hacía.  Lamentablemente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario