jueves, 20 de julio de 2017

¿IROS, IRSE, ANDATE, PRIMER O PRIMERA?



Lo tomé del Facebook de mi sobrina Ana Clara Rey Segovia 



Esta ha sido una semana sumamente especial. Con un día lunes sándwich, un feriado –pago- el martes, y, un día de Paro General hoy jueves. Inocentemente, pregunté a mis amistades de Facebook porqué razón el canal 5 lucía un coqueto cartelito que anunciaba que retomaría su trasmisión habitual el viernes 21. ¡Por supuesto! —Me dijeron— ¡El canal 5, SIEMPRE adhiere a los paros! Pues, bien. Yo, no lo sabía. Ahora sí.
A partir de la media tarde, me dediqué a buscar tema para escribir en mi blog, “como un perrito necesitado de árbol”—dijera Cortázar— Y lo encontré.
 Hay una nueva forma— no es nueva pero así lo parece— que se incorpora como válida en el lenguaje: “iros”- Un imperativo que ya estaba circulando en el uso; y, mi sobrina que está cursando un Doctorado en Valencia, me mandó el que usaba Lola Flores: “Irse”. (Un infinitivo con sentido de imperativo.) Y yo, me acordé de un tango que cantaba mi madre cuando yo era chica:


 Una de las versiones que  más se escuchaba  era la de Donato Racciatti con Nina Miranda. Por supuesto, que ese imperativo “andate” no es del verbo ir, pero tiene una fuerza descomunal y mucho más en la clara, sonora y emotiva  voz de Nina Miranda.
Este tango, merecería haber figurado en “Los tangos del Cuque”. Uno de los tantos libros de él que no ha sido evaluado convenientemente.  El tango “Andate con la otra”, por supuesto,  merecería su certera evaluación. Yo estoy segura de que cualquier feminista, —en la actualidad— colgaría al que escribió la letra, —y el Cuque también—. En esa época—al menos en la letra de este tango, se nos presenta una mujer sufrida. Despechada, pero muy sufrida.  Tan sufrida que hasta se ofrece a prepararle unos mates, para que se vaya contento, y, además le entrega: “limpito el traje y la camisa que acaba de planchar”.  Honestamente, yo me lo hubiera comido crudo. Pero, parece que en 1928 la cosa era distinta. No me quiero ir por las ramas. Lo que me llevó a ese tango, que como dije anteriormente, mi madre cantaba tan bien como Nina Miranda, es el imperativo: “andate”- mucho más popular en el Río de la Plata que cualquier otra forma de uso común  en España.



Un libro del Cuque que merecería una evaluación certera 

También quería comentar sobre la falta casi total de edición que observo tanto en avisos publicitarios como en artículos de los diarios. Me refiero no únicamente a las faltas de ortografía, sino a las que son de absoluto desconocimiento de los usos del idioma.
Un error,  muy frecuente—lo he observado en varios avisos de Facebook— es el uso del adjetivo apocopado: “primer”— mal usado con sustantivos de género femenino—. La regla, en cambio, indica que ese adjetivo se debe usar pura y exclusivamente con sustantivos de género masculino:
Mi primer amante
Pero
Mi primera aventura
Semánticamente se pueden relacionar, pero la gramática tiene  reglas para la adecuación. Y en este caso, es bastante clara. ¿No?
Me pregunto: ¿Por qué no se les enseña a los redactores publicitarios y a los  periodistas la gramática de uso adecuado?




No hay comentarios:

Publicar un comentario