sábado, 22 de octubre de 2011

"El arte de vivir"

Voluntarios de "El arte de vivir"  de Uruguay
Convocada por amistades y familiares cercanos, que son los que saben que sufrí  recientemente la pérdida del sol de mi vida,  me anoté en un  taller de “El arte de vivir”.
Hice-cuidadosamente- todas las averiguaciones posibles: el instituto quedaba cerca de mi casa, podía pagar el precio, y a cada consulta que hacía por mail, me contestaban con una amabilidad inusual en estos tiempos que corren. Un par de días antes del comienzo me avisaron que cambiaban el lugar. El taller se iba a llevar a cabo en el Hotel Sheraton. Otra buena noticia: me quedaba más cerca aún que la sede.
Primera sorpresa: la convocatoria fue masiva. Nos anotamos 200 personas. Segunda sorpresa: éramos de diferentes edades y de diferentes lugares del país. Había venido-incluso- gente del interior.
Una amiga  me había dicho: “te enseñan técnicas respiratorias y salís bárbara” otra: “son ejercicios parecidos a los de Osho, pero los inventó el fundador después de una iluminación”. Por último, una tercera –la que me conoce más- afirmó: “mirá, si no te hace bien, mal tampoco te va a hacer”.
Durante el taller fui de sorpresa en sorpresa. Fue impresionante el  entorno que se fue generando entre las doscientas personas que concurrimos. Se creó la conciencia de la fugacidad de la vida, en un sentido que podríamos llamar manriqueño,  con su célebre “ubit sun”:
¿Qué se hizo el rey don Juan?
Los infantes de Aragón
¿Qué se hicieron?
¿Qué fue de tanto galán,
Qué fue de tanta invención
como trajeron?
Las justas y los torneos,
paramentos, bordaduras
y cimeras,
¿fueron sino devaneos?
¿qué fueron sino verduras
de las eras?
También hay textos antiguos que portan la misma idea. Sin ir más lejos, en la Biblia, en el libro de Job, (14.1, 2) aparece este concepto:
“El hombre nacido de mujer, /corto de días y harto de sinsabores/que sale como una flor y es cortado/ y huye como una sombra  y no permanece”
¡Cuántos ejemplos más-literarios y no literarios- podríamos traer a colación! Y sin embargo: ¿No detenemos a pensar en este pasaje fugaz que hacemos por la vida, como para darnos cuenta de que –precisamente por eso- deberíamos vivir más conscientemente en el presente?
 El amor mueve al mundo, dice el  fundador de esta ONG  y sus seguidores también lo afirman. Si Ud. se encuentra con  los voluntarios  y  le piden en la calle que sonría, hágalo. Aunque le parezca extraño, algo se empieza a modificar con la sonrisa y si puede, conciba y lleve a cabo una buena obra diaria también,  esto favorecerá la transformación de su existencia en forma positiva.
Les dejo la página web por si les interesa ampliar la información. Algo importante-al menos para mí lo es-: no se trata de un movimiento religioso; tiene consignas que hay que seguir durante los días que dura el encuentro y que siguen colaborando con el bienestar si se continúan, pero no es una catequesis. En la concurrencia hubo personas de todas las creencias, incluso sin ellas firmes, como yo. Antes de concurrir me aseguré de que no fuera un estudio de fenomenología de la religión o teología. La página es la siguiente:

 Vale la pena saber que uno de los más famosos conductores televisivos de la Argentina hizo el taller y habló en una entrevista con Viviana Canosa sobre su experiencia. Es una gran pena que esta conductora sea tan verborrágica. (¡Qué bien le vendría este taller a ella!, y el otro que se llama “El arte del silencio”, ¡le caería como anillo al dedo!) Parece mentira que este presentador tan popular, que entretiene a su público cortándoles las polleritas a las bailarinas, pueda hablar de este descubrimiento espiritual que  tuvo en uno de los talleres. Cuesta oírlo porque Canosa lo interrumpe a cada momento, pero aún así, de todas maneras, Tinelli, cuando puede, dice lo que quiere decir. Lamento no haber podido colgar directamente la presentación de youtube. Me falló algo técnico que no sé qué es y no tengo a mi sobrinito a mano para que me auxilie. De todas maneras, "si pinchan" en la dirección, lo podrán apreciar. Haciendo el esfuerzo de obviar a la Canosa, presten atención a lo que afirma Tinelli.
 ¿Se anotarán para el próximo taller  que den en su país?

http://youtu.be/PhAVWtSmhaA

2 comentarios:

  1. Alfa !!! Tu siempre tan gentil!!!! gentilisima... Y yo casi siemre medio patancito que, si es verdad, esa maldita gripe que me golpeo se vengó de mi para no prestarle demasiada atencion, y tuve la bellezas de dos recaidas.: Mi arrogancia, imperdonable en casi todos los campos, me impide convencerme que si no soy todavia viejo podrido, estoy en buen camino para eso. Y me porto, me visto como, me descuido como si tuviera 40 años. Y estoy dando cabezazos, pero todavia no aprendi. Bueno, esto del saber vivir me encanta. Agrecidisimo!!! Quiero partecipar en eso.Como hago? Me ayudas? Vas a ser mi Musa? jajaja Ciao y besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Aldo: Espero que la gripe haya dejado de molestarte y te deje recobrar el buen humor. En cuanto a "El arte de vivir" si "pinchas" en la web cuya dirección dejé en el comentario, podrás ver todos los talleres que están por venir. El instituto queda en la calle Maggiolo-Punta Carretas- y si estás muy vejacón podrías venir en taxi o remise. ¿Te animas? ¡Te hará muy bien sin dudas!

    ResponderEliminar