sábado, 26 de julio de 2014

UN LUGAR CON ENCANTO Y BUEN HUMOR

Restauración  del antiguo hotel Cervantes, hoy día LA CASA DEL HUMOR Y LA COMEDIA



A Petrone le gustó el hotel Cervantes por razones que hubieran desagradado a otros. Era un hotel sombrío, tranquilo, casi desierto. Un conocido del momento se lo recomendó cuando cruzaba el río en el vapor de la carrera, diciéndole que estaba en la zona céntrica de Montevideo. Petrone aceptó una habitación con baño en el segundo piso, que daba directamente a la sala de recepción. Por el tablero de llaves en la portería supo que había poca gente en el hotel; las llaves estaban unidas a unos pesados discos de bronce con el número de habitación, inocente recurso de la gerencia para impedir que los clientes se las echaran al bolsillo”. (La puerta condenada Julio Cortázar.)


Anoche fui con un par de amigos, por primera vez a “LA CASA DEL HUMOR Y LA COMEDIA”.
A pocas cuadras de la plaza Independencia -a partir del año 2010-,  empezó a denominarse: “nuevo Barrio de las Artes”.
 Allí, en la calle Soriano 868, se encuentra LA CASA DEL HUMOR Y LA COMEDIA- (tan “novedosa” que cuando fui a comprar las entradas a ABITAB, la empleada me hizo repetir el nombre varias veces, y, de paso, se equivocó y en lugar de darme entradas para la primera función me dio para la segunda-).
 Antiguamente allí se ubicaba el mítico HOTEL CERVANTES, el mismo donde Cortázar desarrolló su inquietante historia de “LA PUERTA CONDENADA”. Sin embargo, después de una cuidadosa restauración, la  sala no tiene el aspecto sombrío y tétrico que se pone de manifiesto en la narración de Cortázar, sino una iluminación acorde, que  exhibe una rehabilitación muy digna del  techo, lámparas, paredes y entorno general que hace muy agradable el lugar. Yo saqué algunas fotos pero mi máquina no es profesional por lo cual no se nota el trabajo de la recreación de las escenas del Quijote de Cervantes.
La sala tiene una atención humana espectacular. Desde la puerta hasta el último momento del espectáculo, un personal bien dispuesto, guía, aconseja, acomoda, soluciona inconvenientes, ubica. En nuestro caso, que teníamos entradas para la segunda función, pero habíamos ido con la idea de asistir a la primera, fuimos invitados gentilmente a quedarnos a verla en otra mesa y, nos quedamos también a la segunda, en la mesa que nos correspondía. La solución se nos dio de inmediato, sin generar conflicto alguno. El servicio gastronómico también fue impecable.
Las dos obras son reideras, pero en la segunda, “Swingers”,  nos faltó poco para que la risa nos tirara al piso. Como dice el propio programa: “La realidad supera todas sus fantasías.” Y así fue.

No se pierdan este lugar memorable y estas obras sensacionales. Lo recomiendo efusivamente. 

Otro ángulo del lugar 

3 comentarios:

  1. Que bueno Alfa, con la referencia al cuento de Córtazar ! Realmente no lo tengo en mi cabeza, habrá que buscarlo. Pero cuando entrás a esos lugares con esa historia detrás no puedes dejar de sentir ese sentimiento cargado de emociones, verdad ? Me anoto el lugar, ojalá tenga otra oportunidad de visitar tu querido Monte. En mi vez anterior fui turista a secas, ahora podría ser turista con una guía local, lo cual cambia muchos las cosas. Un beso !!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliminé un comentario que no quedó claro. Vamos a ver si me sale mejor. El cuento de Cortázar "LA PUERTA CONDENADA" se ambienta en ese hotel Cervantes, en la época de mediados del siglo pasado. Cortázar juega-como comunmente lo hace- con el signficado de "condenada". Una puerta "condenada"-en un hotel viejo- es indudablemente, una que se ha cerrado, y adelante se la ha puesto un armario o mueble para disimular. En el Hotel Argentino, las he visto aún prestando servicio. Cuando las habitaciones las alquilan familias, ponen a los hijos en una de las habitaciones y la puerta "se habilita" para que los chicos puedan pasar para la de sus padres. Si no es así, la puerta permanece "cancelada" y disimulada. Pero "condenada" también significa: "demoníaca". Y te la dejo picando por ahí. Leé el cuento. Después lo comentamos si querés. Por supuesto que estoy dispuesta a ser tu "guía personal" en Montevideo, que es como una pequeña Buenos Aires, más humilde, más provinciana, pero con unos lugares espectaculares para visitar y conocer. Lo haré con muchísimo gusto. Solo me tenés que avisar para que saque entradas con anticipación para un sábado-que es el mejor día para salir a "romper la noche". Sé que ese lugar te va a encantar.

      Eliminar