viernes, 13 de diciembre de 2013

LAS INTENSAS REFLEXIONES DE TESSA GARCÍA

Una excelente  y cuidada recopilación 
SALIERON  en su segundo libro “Cómo conseguir un novio en un súper paso por paso y otras reflexiones intensas de un ama de casa.”
Título “garciamarquezco” a tono con Colombia.
La presentación fue el jueves 12 de diciembre de 2013, en un lugar más  cozy  que el Lawn Tennis Club. La presentadora fue Adela Dubra,  que lo hizo en su clásico  e impecable estilo, -tan impecable como ella que estaba vestida como para un coctel-. (Tessa: ¿Le preguntaste como hace para estar tan pero tan flaca? Ya sé que lo genético ayuda, pero ALGO más debe hacer.) El tono fue descontracturado acorde  con el lugar que fue el Bar Lola, en Maldonado y Blanes-.

Adela Dubra en la estupenda presentación del libro 

Este segundo libro es una  selección de artículos del blog (les llaman post pero esta pendevieja prefiere usar términos modernos “salpicados” nomás.) Es una muy buena selección de los más hilarantes y urticantes artículos escritos por Tessa. Las  instrucciones para “pescar” novio en el súper- eso sí, no vayan a cualquier súper, porque se desarrolla todo en el chic  Tienda Inglesa de Carrasco, como no podía ser de otra manera- son muy risueñas.  Tessa no se ha dado aún  una vuelta   por el Disco de Punta Carretas, donde campean los turistas de ojotas y camisetas sudadas  que miran con ojos de huevo duro los altos precios de los productos.
Todos los artículos son descacharrantes. Recomiendo tres: “Como hacer feliz a tu marido”-con  el apunte de un sabio consejo de Moria Casán- “Guía para llevarse bien con los uruguayos” y “Apuntes sobre la vulva”. Después me cuentan.
En la presentación, insistí en mi canariez y efectivamente fui la primera en llegar. Aún estaban preparando los petates. Aunque alguien se afanaba en persuadirme para que trepara a las alturas por una sinuosa escalerita, me senté en la primera fila. Le había prometido a Tessa que  esta segunda vez, NO iría de vaqueros,  y que llevaría acompañante para compartir champagne y bocadillos, pero a último momento, después de probar y probar pantalones que me disimularan las excesivas redondeces,  insistí con el vaquero  flexible y adaptado, solo que lo maticé con un blazer negro  para disimular mi terrajez. Tampoco  llevé acompañante y en cuanto aparecieron las copas y las exquisiteces huí cual gacela temerosa- también estoy a dieta, muriéndome de hambre para ver si bajo algún kilo, Tessa-.

Y aquí tenemos a Tessa con toda su simpatía desbordante

Tessa: estabas estupenda, con tu pelo curly  toda tú,  natural, joven,  dinámica y desbordante. Te diría que te parecías  a Constanza Moreira, con el pelo rizado, alborotado -pero limpio, sin crecimiento y sin el vestido arrugado- Logré preguntarte cómo habías logrado estar en línea y me contestaste algo así como que no habías comido en una semana. ¡Te felicito, darling!
Vuelvo a desearte un éxito rotundo- esta vez con ventas suficientes como para que te dé para el viaje a París-.

Tenés-vuelvo a afirmarlo sin lugar a dudas- un excelente futuro en tu carrera literaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario